15 cosas que no pueden faltar en tu botiquín de viaje

Estamos en plenas vacaciones y para poder disfrutar de unos días de relax sin sobresaltos es imprescindible estar bien preparado para cualquier inconveniente médico que pueda surgir. Por eso, cuando prepares la maleta no olvides meter un completo botiquín de viaje con medicamentos y material de curas para los problemas de salud más recurrentes. Coge papel y lápiz, te ayudamos a hacer la lista ¡para que no se te olvide nada!

Antes de preparar el botiquín de viaje debes hacerte una serie de preguntas que determinarán la cantidad y variedad de medicamentos y material que debes incluir:

    • ¿Durante el viaje tendrás acceso a una farmacia o centro médico por si hubiera algún percance?
    • ¿Viajas solo o en compañía? Recuerda que si lo haces con ancianos y/o niños pueden tener unas necesidades médicas específicas.
    • ¿Vas a hacer actividades que puedan implicar algún riesgo? Excursiones a pie, escalada, bicicleta, submarinismo, …
    • ¿Qué clima o condiciones higiénicas van a haber en tu lugar de vacaciones?Revisar botiquin viaje

Aunque tu botiquín de viaje variará dependiendo de cuál sea la respuesta a estas preguntas, hay unos componentes básicos que debes incluir para resolver rápida y eficazmente los problemas médicos más comunes en los viajes de verano:

  • Repelente de insectos. Escoge el repelente que te sea más cómodo entre los diferentes formatos que existen como el roll-on, spray, parche, etcétera. Normalmente la duración del efecto en formato spray es de 6 a 8 horas, así que es recomendable aplicar repelente, al menos, dos veces al día.
  • Antisépticos tópicos para pequeñas rozaduras, cortes o rasguños. Productos como la clorhexidina, el alcohol, el agua oxigenada o el yodo son básicos para poder desinfectar correctamente las heridas.
  • Antihistamínicos para una posible reacción alérgica. Si no sueles tomar, pregunta a tu médico o farmacéutico cuál sería el más adecuado para tu caso.
  • Medicamentos para evitar los mareos o anticinetósicos, especialmente si eres de los que se suele marear al viajar en barco, coche, autobús o avión. Estos medicamentos disminuyen la sensación de náuseas pero, al ser antihistamínicos, pueden provocar somnolencia por lo que es recomendable combinarlo con cafeína.botiquin de viaje mareo
  • Crema con corticoides o antimosquitos para las picaduras de insecto o las posibles reacciones de la piel en entornos extraños. Estas cremas son fotosensibilizantes y, por tanto, deben protegerse con crema de protección solar.
  • Analgésicos y/o antiinflamatorios para dolores leves o moderados. Te recomendamos Ibuprofeno (analgésico y antiinflamatorio), Paracetamol (el único indicado para embarazadas) o Enantyum, en caso que necesites un antiinflamatorio más potente.
  • Antibióticos para cubrir las infecciones más habituales en los viajes de verano como infecciones de piel u oído, tracto respiratorio, faringitis… siempre bajo prescripción médica y solo si son necesarios.
  • Antidiarréicos. Cuando se viaja, especialmente a países en vías de desarrollo, uno de los problemas más comunes la diarrea del viajero. Los principales antidiarréicos son  Fortasec que contiene loperamida y  Hidrasec con racecadotrilo.
  • Suero oral en caso de rehidratación y colirio para evitar el enrojecimiento y el picor que puede producir el cloro de la piscina.
  • Antiácidos para tratar la acidez, ardor o reflujo gastroesofágico. Los comprimidos masticables o los sobres con sales de aluminio, magnesio o alginato, como Almax o Gaviscon, son los más recomendables. Además, este tipo de medicamentos son más seguros ya que no generan el efecto rebote que puede producir el consumo excesivo de las sales de bicarbonato.
  • Preservativos. Cabe recordar es el único método anticonceptivo que previene las enfermedades de transmisión sexual.
  • Gasas estériles para curas.
  • Vendas, esparadrato o tiritas de plástico, de tela, de papel o siliconadas. Si vas a caminar mucho durante tus vacaciones no olvides comprar apósitos para los pies, como Compeed, para proteger tus pies de las molestas ampollas y las rozaduras.
  • Termómetro para comprobar la fiebre, especialmente si viajas con niños pequeños.
Otras recomendaciones

Aunque estos son los básicos en el botiquín de viaje no debes olvidar otros consejos muy útiles que te ayudarán a pasar unas vacaciones más tranquilas y relajadas:

  • Haz una lista de tu medicación habitual para no olvidarte de nada, por ejemplo, pastillas anticonceptivas, líquidos para tus lentes de contacto, inhalador del asma,…
  • Lleva apuntado en un papel los nombres genéricos de los medicamentos que puedas necesitar ya que es muy posible que en otros países el nombre de la marca que utilizas no exista o varíe.
  • Recuerda que meses antes de viajar, especialmente a países tropicales y de climas húmedos, debes revisar si necesitas alguna vacuna.
  • Además del botiquín, no olvides tu tarjeta sanitaria, tu identificación y el seguro médico internacional en caso que lo necesites para poder recibir asistencia médica en cualquier lugar del mundo.

Ahora que ya tienes tu botiquín listo, no olvides mantenerlo en un lugar fresco y seco, donde no le dé la luz directamente y pueda estar resguardado de la humedad.

 

Artículos Recomendados

Escrito por

Yesfarma

Nuestro equipo de especialistas en diferentes áreas de salud pone a tu alcance todo su conocimiento con el mayor rigor y profesionalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar éstas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

® 2018 Yesfarma.com