Combate la caries

La caries es una enfermedad dental originada por bacterias (principalmente por Streptococcus Mutans) que afecta a la estructura del diente provocando su destrucción. La prevalencia afecta sobretodo a niños y adultos jóvenes pero realmente puede perjudicar a cualquier edad influyendo en la calidad de vida.
La causa puede ser por varios factores, todos ellos modificables a excepción de la susceptibilidad genética (hay gente que es más propensa que otra a padecer caries).

Las causas sí modificables tienen que ver con los azúcares originarios de la dieta. Si se mantienen en la cavidad bucal durante largos periodos de tiempo es más probable que fermenten por acción de las bacterias y provoquen la caries.

Por esto es muy importante:

  1. En el caso de los lactantes: evitar que se duerman con el biberón.
  2. No endulzar el chupete con miel o azúcar.
  3. Evitar el uso del azúcar de mesa ya sea blanco o moreno. En sustitución son preferibles los edulcorantes naturales: xilitol, sorbitol, stevia o artificiales como la sacarina o el aspartamo entre otros.
  4. Evitar alimentos que se peguen a los dientes como gomas de mascar, gominolas y caramelos blandos.

Es muy importante mantener una buena higiene dental. Se recomienda el cepillado tras el consumo de alimentos, sobre todo si contienen algún componente azucarado.
Los más pequeños no deben usar pastas dentífricas hasta los 2 años de edad. Hasta esa edad es suficiente el uso de un cepillo adaptado a su autonomía (mango ergonómico y cabezal pequeño). Si la técnica usada por el infante no es la correcta es mejor que el adulto proceda al cepillado. A partir de los 6 años de edad deben hacer enjuagues bucales a base de flúor.

Siempre que se pueda, es conveniente usar el hilo dental para eliminar los restos de placa que queda entre dientes. Para los adultos que sufran de enfermedad periodontal, es recomendable el uso de un irrigador bucal para que la higiene resulte más efectiva.

El tratamiento de la caries es a base de:

  • Fluoruros tópicos de uso profesional: el odontólogo aplica esta técnica en niños pequeños.
  • Resinas y selladuras: Sellar las fosas y fisuras del diente afectado. Es el método más eficaz.

Recuerda que el mejor tratamiento es la prevención. Visita a tu odontólogo al menos una vez cada 6 meses.

Artículos Recomendados

Escrito por

Yesfarma

Nuestro equipo de especialistas en diferentes áreas de salud pone a tu alcance todo su conocimiento con el mayor rigor y profesionalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar éstas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

® 2018 Yesfarma.com