Cuidar la piel en invierno

Hemos hablado con anterioridad de pieles atópicas (ver Dermatitis atópica) pero las inclemencias meteorológicas de esta época del año, como el frío y el viento, afectan también a las pieles sensibles-intolerantes y alérgicas.

Dependiendo del grado de reacción de la piel hablaremos de una piel intolerante o alérgica. En este último caso hay una reacción inmunológica a un alérgeno y es muy importante detectarlo para evitar la exposición de la piel.

Lo más beneficioso para este tipo de pieles sensibles-intolerantes y alérgicas es evitar la exposición al frío y al viento.

Aún con esta precaución, hay que saber cuidarlas debidamente ya que no sólo las condiciones meteorológicas afectan la piel, sino también algunos productos químicos (como productos de limpieza), dermocosméticos o productos terapéuticos de uso tópico.

El primer gesto dermocosmético para el tratamiento de las pieles sensibles y alérgicas es la higiene.
Tan importante es eliminar impurezas, suciedad y maquillaje de la piel como también retirar el producto usado para la higiene. Los productos cosméticos que utilices para la limpieza de las pieles sensibles y alérgicas NO deben contener sustancias reconocidas como irritantes o alérgicas. Tampoco deben contener jabones y es preferible el uso de productos que no necesiten aclarado pues la cal del agua desestabiliza la barrera cutánea.

La hidratación mantiene el nivel de agua y la barrera lipídica que protege nuestra piel. Este tipo de cremas contienen el mínimo de componentes necesarios para su efectividad.
No suelen contener principios activos para la belleza como reafirmantes, antiarrugas… sino que están destinadas a cubrir las necesidades básicas de hidratación y confort. Si te preocupan los signos de edad y tienes una piel intolerante-alérgica debes consultar antes a tu especialista para usar estos productos dermocosméticos.

Siempre que sea necesario, el dermatólogo prescribirá el tratamiento farmacológico cuando la alergia no pueda tratarse sólo con productos dermocosméticos.

Recuerda que la mejor defensa para tu piel es una correcta alimentación e hidratación:

  • 5 raciones de verdura y fruta al día.
  • Alimentos integrales
  • Uso de aceite de oliva
  • Lácteos fermentados
  • Moderación del consumo de carnes y pescados
  • Beber agua
  • Ejercicio físico

Artículos Recomendados

Escrito por

Yesfarma

Nuestro equipo de especialistas en diferentes áreas de salud pone a tu alcance todo su conocimiento con el mayor rigor y profesionalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar éstas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

® 2018 Yesfarma.com