Homeopatía sí, homeopatía no.

La homeopatía es una terapia a base de cepas vegetales, minerales o animales que se administra en forma de gránulos, glóbulos, o gotas diluidas de forma centesimal para ayudar al organismo enfermo a volver al estado de salud.

El principio de la homeopatía es curar con el semejante “similia similibus curantur” como dijo Hahnemann, padre de esta centenaria disciplina. Consiste en dar al individuo enfermo cantidades infinitesimales de una sustancia, que en cantidades altas le causarían los mismos síntomas al individuo sano.

Es una terapia energética, pues no se habla de concentraciones sino de diluciones. Aporta información al organismo para que sea el propio enfermo el que llegue a sanar.
Al no hablar de principios activos no tiene interacciones con medicamentos. Esto no tiene que causar confusión, pues no podemos tomar homeopatía sin más.

Cabe considerar que uno de los principios de la homeopatía es que no existen dos enfermedades iguales, ni se usa los mismos medicamentos para tratarlas por tanto, cada enfermedad ha de ser diagnosticada y cada remedio formulado según las características fundamentales del individuo enfermo.
Sin embargo y de forma general existen tres tipos orgánicos bases con inclinación a una u otra enfermedad:

  • Tipo carbónico son las personas que tienen un temperamento claro y decidido. Los “carbónicos” se muestran resistentes frente a cualquier trastorno, pero cuando pierden la salud, pueden caer víctimas de cualquier enfermedad.
  • Tipo fosfórico característico de las personas altas y delicadas. Pasan de estados máximos de euforia a estados de abatimiento. El individuo fosfórico cuenta con una mineralización insuficiente y este hecho puede exponerlo a trastornos neurofuncionales de distinta naturaleza.
  • Tipo fluórico se trata de personas inestables, tanto desde el punto de vista emocional como físico.

El repertorio homeopático se realizó de manera empírica, realizando el homeópata una serie ingestiones de distintos preparados registrando después los síntomas tanto mentales como físicos que experimentaba. A día de hoy están registrados más de 3000 remedios.

Esta disciplina no es aceptada por una parte de la comunidad médica que la califica de “pseudociencia”, que no acepta sus fundamentos teóricos ni prácticos, y sólo achacan sus beneficios al denominado “efecto placebo”. En España hay detractores y defensores de esta disciplina terapéutica. Sin embargo, en países como México, Alemania o Francia está financiada por el estado. En cualquier caso, para recomendarla, hay que tener amplios conocimientos en medicina y usarla bajo supervisión del especialista atendiendo al tratamiento correcto de cada enfermedad.

Y tú, ¿qué opinas?

Artículos Recomendados

Escrito por

Yesfarma

Nuestro equipo de especialistas en diferentes áreas de salud pone a tu alcance todo su conocimiento con el mayor rigor y profesionalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar éstas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

® 2018 Yesfarma.com